El alto de la línea: un viaje sin tiempo

Paseando al perroEn este país – donde los ladrones de celulares son liberados de las estaciones de policía por falta de pruebas y los campesinos son perseguidos por usar semillas naturales – hay más sorpresas, entre decepciones y buenaventuras, que en un espectáculo de magia. Y podría decirse que se trata de hechos maravillosos en sí mismos, como la transformación de un viaje de una hora en uno de seis. Continuar leyendo «El alto de la línea: un viaje sin tiempo»

Anuncios