¿Por qué me tengo que aguantar al telonero?

El Cuarteto de Nos en Bogotá presentando su disco «Porfiado»

El Cuarteto de Nos se debía presentar a las 8:00 p.m., según lo que se había comunicado en la programación del evento. Era la primera vez que esta agrupación uruguaya de Rock en español se presentaba como Show Central en Bogotá y lo hacía en las instalaciones del Teatro Vinacure de la Avenidad Caracas con Calle 63. Sin embargo, la banda salió al escenario mucho más tarde de lo esperado, cuando los asistentes estaban cansados de esperar. De ahí que empezaron a rechazar a los teloneros. Les gritaban arengas para que salieran de escena y, cada vez que había un silencio entre canción y canción, gritaban “¡Cuarteto de Nos!”.

¿Por qué se daba este irrespeto hacia los artistas? ¿Qué estaba provocando esta reacción de rechazo hacia los teloneros? ¿Acaso nadie estaba preparado para  ver un grupo de músicos invitado antes de la presentación de la banda uruguaya? En un sector del público emergió una conclusión: “es que la gente no respeta. Hay que darles la oportunidad…”.

Aparte de que el artista, por novato que sea, merece respeto, vale la pena considerar los aspectos que llevaron a la desesperación del público: las puertas se abrieron dos horas después de lo anunciado, la prueba de sonido tardó demasiado y, además, se presentaron dos teloneros en lugar de uno. Si a esto sumamos que el concierto se programó un lunes festivo y que todos los asistentes empezaban a preocuparse por sus obligaciones del día siguiente, la molestia del público es entendible.

Y no contaron con suerte: el primer grupo, que dijo llamarse, “Los malditos animales blancos”, no era de la mejor calidad. Las letras apenas tenían sentido (al menos, en cuanto a las palabras que se les entendían) y  el vocalista – que al tiempo tocaba la batería – parecía desacompasado. No cautivó al público.

El segundo grupo, Llave de Fuego, en realidad tenía buenos montajes y una propuesta interesante, pero contó con un público cansado por el miedo a trasnochas y no fue bien recibido. Aun así, se defendió en el escenario, aunque con una presentación demasiado larga para el ambiente que se había formado.

Andrés Gualdrón y los animales blancos se define como un «grupo experimental». Más detalles en : http://goo.gl/xsKB9

Cuando una parte del público empezó a gritar “¡Cuarteto de Nos, Cuarteto de Nos!” el Bajista de Llave de Fuego respondió: “Muchas gracias a este público. Y a los payasos, nos vemos afuera y nos entramos a coñazos…”.  Tampoco fue una salida decorosa.

Un Cover de la canción «El Gran Barón» de Willie Colón fue la sorpresa de Línea de Fuego para presentar a El Cuarteto de Nos. Más información en: http://www.myspace.com/llavedefuego

En suma, la logística del concierto calentó los ánimos para que los artistas invitados no fueran bien recibidos. También es evidente que no hubo una preselección de la primera banda que se presentó o, por el contrario, se incluyó a última hora.

Que se incluyan artistas o agrupaciones nuevas es bueno porque les permite darse a conocer y porque el público también tiene la oportunidad de “probar” cosas nuevas. Pero Vale la pena que los asistentes estén enterados y que los horarios se respeten para evitar malos comentarios. Y, por supuesto, ya es hora de que los asistentes nos empecemos a comportar mejor. Sobre todo cuando Bogotá está recibiendo más artistas por año que en cualquier otro año de su historia.

Las personas llegaron desde las 3:00 p.m. La apertura de puertas, programada a las 5:00 p.m., se efectuó a las 7:00 p.m.
Anuncios